Valles Centrales Mas Leidos

YAGUL

YAGUL

  Después de Monte Alban, tal vez sea Yagul la zona arqueológica con mayor energía. Especialmente por las tardes, Yagul es refractario de la luz que inunda al Valle de Tlacolula. Yagul en la lengua zapoteca significa, "cerro o árbol viejo". Este lugar posee una energía y personalidad muy especiales. Sin tener las dimensiones de Monte Alban, ni contar con la magnificencia de Mitla; Yagul posee una energía que parece brotar de las entrañas del mismo cerro, expandiéndose luminosa y armónica con el valle. Del lugar emana, especialmente al atardecer, una fuerza serena que nos conduce a la paz interna, a la reflexión interior, al equilibrio.

Leer Más

Fiesta de Muertos en San Jerónimo Yahuiche

Fiesta de Muertos en San Jerónimo Yahuiche

Dos pueblos en el mundo viven especialmente la pasión de la muerte, el egipcio y el mexicano. Y dos son las grandes fechas que unen a todos los mexicanos, de Norte a Sur, ricos y pobres, el día de Guadalupe-Tonatizin y la Fiesta de Difuntos.

En Oaxaca esta fecha es muy importante y mueve profundas estructuras psicosociales y culturales, que vienen desde los ancestrales tiempos de nuestros Viejos Abuelos.

Leer Más

Doña Alejandra de la Torre.

Doña Alejandra de la Torre.

Los pueblos se conocen a través de sus mercados. Oaxaca conserva la tradición milenaria del Anáhuac de los tianguis y los mercados. Espacio para el encuentro y el intercambio, más que para la ganancia y la especulación. Dentro de la organización de los mercados es de primordial importancia los "comedores" o fondas, generalmente atendidas por expertas cocineras.

Leer Más

A LOS PIES DE MONTE ALBÁN

A LOS PIES DE MONTE ALBÁN

A LOS PIES DE MONTE ALBÁN

Los antiguos hombres y mujeres de conocimiento escogieron la Montaña Sagrada de Daany Beédye (“La Montaña del Jaguar” en lengua zapoteca), para crear un conjunto arquitectónico que les permitiera desarrollar las prácticas de sus ancestrales conocimientos sobre la energía y la trascendencia del Espíritu.

Leer Más

ANTIGUO EDIFICIO DEL INSTITUTO DE CIENCIAS Y ARTES DE OAXACA

ANTIGUO EDIFICIO DEL INSTITUTO DE CIENCIAS Y ARTES DE OAXACA

El siglo XIX fue una época muy importante para la nación mexicana. Se inicia la Guerra de Independencia en 1810 y se concluye en 1821. Es aquí donde empieza a tomar forma el rostro de lo que más tarde será la República Mexicana. Hombres ilustres, inteligentes y preparados necesitó la Patria, no sólo para su defensa, sino tal vez, para lo más importante, para su diseño y orientación.

Leer Más

Municipios, Barrios y Pueblos de la región de los Valles Centrales

Zaachila


Escrito por Guillermo el .

La historia antigua de los pueblos de Oaxaca está perdida en el tiempo. Como los demás pueblos de lo que hoy es México y que hasta antes de la invasión europea, compartían no solo una inmensa geografía (desde el Tapón del Darien en lo que hoy es Panamá), hasta muy al norte del continente, hermanados con los pueblos esquimales; si no fundamentalmente una misma civilización con una misma raíz filosófico-cultural.    

En efecto, la historia desde la invención de la agricultura hasta la llegada de los españoles es de aproximadamente 7 milenios y medio. Un periodo formativo que va desde el año 6 mil a.C. hasta aproximadamente 200 a.C. con una influencia olmeca. El segundo periodo conocido como del esplendor va desde el año 200 a.C. hasta el 850 d.C., mil años de increíbles logros en el desarrollo humano. Sin embargo, algo misterioso ocurrió y de súbito todos los centros de conocimiento fueron destruidos y abandonados por sus sabios habitantes. El tercer periodo es del 850 d.C. a la llegada de los invasores europeos. Este periodo es decadente y es el más conocido.

De la historia del México antiguo, lo poco que se conoce es del periodo decadente. En parte porque los aztecas destruyeron los antiguos códices donde se guardaba la milenaria historia antigua; en parte, porque los conquistadores trataron de arrasar con la civilización vencida. Al colapso del periodo del esplendor los pueblos se reconformaron y cambiaron poco a poco sus antiguas estructuras. Se iniciaron de nuevo las guerras, los sacrificios humanos y se crearon los "señoríos" (formas de organización que no son reinos tipo europeo).

De esta manera, al colapso de Monte Alban aproximadamente en el año 850 d.C. los zapotecas se establecieron en lo que hoy llamamos Zaachila, pero que en la antigüedad se llamó Teozapotlán. Iniciado el primer mileno de la era cristiana se crearon los nuevos linajes y se desarrollaron las guerras y alianzas entre señoríos. Lo poco que conocemos en la actualidad viene de esta época decadente.  

Sea como fuere, de esta época data la fundación de Zaachila como centro de poder de los señoríos zapotecas del periodo postclásico. Por las constantes guerras que tenían con los mixtecos, que se habían asentado a unos cuantos kilómetros en Cuilapan, los zapotecos tuvieron que emigrar a la zona del Istmo y fundaron Tehuantepec. Los zapotecos fueron aliados de los españoles y su tlatuani llamado Cosijoeza fue el que negoció la alianza, aunque más tarde fue muerto por los españoles.  

En la actualidad solo quedan en el centro del pueblo lo que fue el palacio de los linajes zapotecas. Algunos promontorios o "mogotes" como se les llama en Oaxaca y dos tumbas que por cierto son de origen mixteco. Muchas piezas de la cultura zapoteca que se encuentran en el Museo Nacional de Arqueología e Historia en el D.F. fueron encontradas en este lugar.

Zaachila es el centro cultural y comercial de esta parte de los Valles de Oaxaca. Guarda las mejores tierras del valle que ahora se siembran en su totalidad y se cosechan nueces. Posee la antigua tradición del mercado del día jueves de los valles. De todas partes se reunen a intercambiar y vender sus productos las personas de las comunidades apartadas, así como los comerciantes de la ciudad y hasta de Puebla y Guerrero.

Visitar Zaachila un jueves es conocer a la comunidad en fiesta. El tianguis es una verdadera fiesta de intercambio y encuentro. La tradicional comida de Zaachila es el tasajo y la cecina, que es carne de res y de cerdo. Aunque en todo la semana usted puede comer en los restaurantes campestres que están sobre la carretera antes de llegar al pueblo.

En un costado del Palacio Municipal se encuentra una antigua estela zapoteca en medio de un mural, que aglutina el pasado y el presente desde la visión de sus habitantes. También son muy famosas sus nieves de todos los sabores y se encuentran instalados los puestos a un costado del jardín municipal.    

Zaachila y Teotitlán del Valle son el orgullo de la cultura zapoteca, toda vez que son las comunidades que guardan con mayor fuerza su identidad cultural indígena. Para visitar Zaachila se puede hacer un recorrido en el que se incluya Cuilapan, Arrazola (donde se hacen los alebrijes) y Jalpan. Zaachila es cuna del compositor del famoso danzón "Nereidas".

Visit lbetting.co.uk how to sing-up at ladbrokes

chocolate la soledad

oro de montealban