Historia de la Ciudad de Oaxaca

Imprimir
PDF

 Los Valles de Oaxaca son una de las “casas antiguas” del ser humano en la Tierra. Desde la aparición del Homo Sapiens hace 40 mil años, cuando nuestros remotos antepasados vivían de la caza, la pesca y la recolección y los grupos humanos eran nómadas, estas tierras ofrecieron un nicho ecológico muy favorable para la vida, pues existían lagos y bajaba al valle mucha agua de las montañas. En la zona de Tlacolula y específicamente atrás de Yagul, se han encontrado restos fósiles de una antigüedad de 10 mil años, que demuestran la transición del Teocintle al maíz, una de las creaciones culturales más importantes de la civilización del Anáhuac, pues a través de ingeniería biogenética se transformó un pasto en maíz.

 

 

 

 

 

 

 

Se supone que aproximadamente desde el año 1500 a.C. se empezaron a asentar las primeras aldeas en los Valles de Oaxaca. Recuérdese que entre Veracruz y Tabasco en estas fechas se registran los asentamientos de la llamada cultura olmeca, especialmente en la Venta, donde aparecen perfectamente delineadas y estructuradas las formas culturales que se mantendrán durante los siguientes 3 mil años. Razón por la cual se le conoce como Cultura Madre y en Oaxaca su influencia será muy clara, tanto en San José del Mogote 1200 a.C., como en la primera fase de Monte Alban 500 a.C.

 

Es interesante señalar que el período Clásico 200. a.C.- 850 d.C. no se pobló los alrededores de “La Montaña Sagrada”. El único asentamiento humano fue

Xoxocotlán, que desde nuestro punto de vista, fue el centro administrativo, por decirlo de una forma, que brindaba todos los servicios de mantenimiento y sostenimiento del centro de estudios e investigación que debió ser lo que hoy llamamos Monte Alban. Los pueblos y comunidades no se asentaron en los alrededores de los cuatro cerros que conforman el conjunto arqueológico. Los asentamientos se empezaron a dar a partir del período Postclásico 850- 1519 d.C. cuando los Venerables Maestros que habitaban este centro de conocimiento, lo destruyeron piedra sobre piedra, lo cubrieron de tierra y literalmente desaparecieron de la faz de la tierra.

Los asentamientos humanos desde el Preclásico fueron Zaachila, Etla, Ocotlán. Sin embargo, en los alrededores de Monte Alban y lo que más tarde fue la Ciudad de Oaxaca la gente no se asentó. Los campesinos hasta la mitad del siglo pasado mantenían un absoluto respeto por los llamados “mogotes” (vestigios arqueológicos sin explorar). Aunque estaban en sus tierras de labranza, por siglos no se tocaron. Los saqueos se inician por la codicia de los extranjeros que impunemente saquearon estos sitios, y más tarde, cuando se legisla en la materia, pagan a campesinos para que ellos realicen los saqueos propiciando con esto el “mercado negro”, que es una plaga hasta nuestros días.

 

En el periodo Postclásico se inició lo que se conoce como etapa de los Señoríos. Es importante señalar que en el periodo Clásico no existieron Señoríos y por consiguiente linajes familiares de gobierno entre los pueblos y por supuesto  guerras. Los investigadores como Bernal, no se explican cómo se pudo dar este periodo tan largo sin guerras y no se sabe de qué manera los Venerables Maestros mantenían la paz social. Sin embargo, ante el colapso del periodo Clásico, los pueblos empezaron a gobernarse por ellos mismos, se transgredió las enseñanzas de los sabios maestros desaparecidos. Los administradores y dirigentes se convirtieron en “Señores”. Crearon linajes familiares de poder. Los sacerdotes corrompieron las enseñanzas y se autonombraron “Quetzalcóatl”, se iniciaron los sacrificios humanos y vinieron las guerras entre los pueblos. 

 

En el periodo Postclásico especialmente los zapotecos y los mixtecos iniciaron un largo periodo de guerras por los fértiles y planos terrenos de cultivo de los Valles Centrales. Mucha de la “historia antigua” de los zapotecos y mixtecos equivocadamente los historiadores de finales del siglo XIX y principios del XX, sitúan su origen en el surgimiento de los Señoríos y linajes a partir del abandono de Monte Alban. Sin embargo, la historia de Oaxaca se debe remontar a la invención de la agricultura y el maíz, por lo menos hace ocho mil años. Y el período más importante fue entre el año 200 a.C. y el 850 d.C., mil años de esplendor y dimensionar los 1350 años que duró aproximadamente la construcción y vida útil de Monte Alban.

 

El período Postclásico está marcado por la expansión del pueblo mexica y la Triple Alianza y afectará a todo el Anáhuac por las siguientes causas: Sus campañas de expansión, dominio y explotación de los pueblos vencidos. Por la imposición de su dios tribal Huchilopoztli y la desvalorización del dios tutelar de los toltecas Quetzalcóatl, lo que significaba cambiar el sentido espiritual de la cultura, por un sentido material, místico, guerrero. Por la destrucción que ordenaron de todos los códices antiguos donde se registraba la presencia de los toltecas del período del esplendor y la llegada de los mexicas al Valle del Anáhuac como un pueblo bárbaro y pobre. Por la destrucción de la historia antigua tolteca del Anáhuac y la creación de una “nueva historia”, donde los mexicas aparecerán como el pueblo elegido y el poseedor de la milenaria tradición tolteca. 

En 1325 d.C. se funda Tenochtitlán por un puñado de mexicas pobres, bárbaros y acosados por sus vecinos poderosos y poseedores del remanente del legado tolteca de sabiduría que sobrevivió al colapso. En 1458 Moctezuma Ilhuicamina llega hasta la mixteca y toma Coixtlahuaca que era en ese momento uno de los centros comerciales más importantes de Oaxaca. En 1460 llega hasta el Río Papaluapan y toma Tuxtepec, centro comercial de la Chinantla. En 1469 el tlatuani mexica Axayácatl llegan hasta el istmo y atacan Tehuantepec. En 1496 los zapotecos se enfrentan a los mexicas en la batalla del Cerro del Guiengola en el istmo que duró 7 meses y los mexicas no pudieron doblegar a los zapotecos por lo que se concertó una alianza entre los dos pueblos. Ahuízotl dio en matrimonio a una de sus hijas llamada Coyolicatzin (copo de algodón) al tlatuani zapoteca Cocijoeza. Por esta alianza los mexicas pudieron poner una guarnición militar que vigilara a las caravanas de pochtecas (mercaderes) que iban a comerciar a la rica región del Soconusco en lo que hoy forma Chiapas y Guatemala. Esta guarnición se fundó en el cerro que en la actualidad todavía conocemos como “El Fortín” y que posee una vista privilegiada de la entrada y salida de los Valles de Oaxaca con el Valle de Tehuacan y el camino al istmo de Tehuatepec.

 

De este modo podemos decir que la Ciudad de Oaxaca, fue fundada por los guerreros de Ahuízotl en 1486. “Huaxyacac” en lengua náhuatl significa literalmente “la nariz de los huajes”. Sin embargo su sentido metafórico tiene que ver con “la punta del cerro de una cadena montañosa que está saturada de árboles de huaje”. Los zapotecos mantuvieron una alianza no confiable con los poderosos mexicas que no se conformarían hasta someterlos. Pero al mismo tiempo tenían como vecinos y antiguos enemigos a los mixtecos.  En 1520 se reinicia otra guerra entre zapotecos y mixtecos y que terminará con la llegada de los españoles.

En efecto, llegó a Oaxaca Francisco de Orozco en diciembre de 1521 después de la caída de Tenochtitlán enviado por Hernán Cortés, ya que Moctezuma le había dicho que el oro provenía de esta región.  Entre los acompañantes venía el clérigo Juan Díaz quien oficia la primera misa bajo un gran árbol que estaba en la rivera del Río Atoyac y donde actualmente se encuentra el Templo de San Juan de Dios. 

 

Los zapotecos recibieron como aliados a los españoles y les dijeron que el oro venía de Tututepec, en la Costa, donde vivían los mixtecos sus enemigos históricos. Los españoles marcharon a la costa y tomaron preso al tlatuani mixteca y le pidieron “un rescate en oro”. Los mixtecos entregaron el rescate, pero los españoles pidieron más, así sucedió de la misma manera por varios días hasta que se agotó la reserva del oro y los españoles mataron al tlatuani y arrasaron Tututepec.

 

Cortés ordenó a los españoles que fundaran una Villa en aquel lugar donde existían las minas y placeres de oro, pero los españoles lo desobedecieron y se regresaron al Valle de Oaxaca, pues su clima era perfecto, no así la costa tropical.

Los españoles fundaron “Segura de la Frontera”, concepto que viene de la Guerra de Reconquista en contra de los árabes en España, debido a que cada que liberaban un territorio, la última población la denominaban “segura de la frontera”.

 

Así nació el asentamiento español sobre las ruinas de uno mexica y en rebeldía con el conquistador Hernán Cortés, pues éste siempre se opuso a la fundación de una Villa en lo que más tarde sería su Marquezado. La primera autoridad de la Villa de Segura de la Frontera será Hernando de Badajoz y entre de los primeros encomenderos estarán Pedro de Alvarado, Juan Nuñez Cedeño y Juan Peláez de Berrio que después se convirtió en el primer Alcalde Mayor y más tarde fue destituido por sublevación de los españoles, ya que sus excesos e injusticias fueron muchas.

 

De esta manera la fundación española se hace en rebeldía y los vecinos lucharán legalmente, primero en contra de Cortés (1524) y después con la burocracia (en 1526 reciben la autorización formal para ser Villa), hasta que fue reconocida la Villa de la Nueva Antequera en 1528, porque el Oidor Real Nuño de Guzmán era de Antequera España y fue hasta que en 1532 se le dio el título de Ciudad por una Cédula Real firmada el 25 de Abril en Medina del Campo, España, por el Rey Carlos V.  

La traza de la ciudad la realizó el Alarife Alonso García Bravo en 1529. Está orientada perfectamente hacia los cuatro puntos cardinales y tiene una retícula de 100 varas castellanas (92 m). Con las montañas de San Felipe del Agua hacia la parte Norte, razón por la cual la ciudad tendrá un desnivel de arriba en San Felipe hacia abajo en el Sur donde se ubica el barrio de Trinidad de las Huertas. En este año Hernán Cortés recibe el título de Marquez del Valle de Oaxaca, pero jamás puso su planta en la ciudad.

El Río Atoyac en su cauce original pasaba por lo que hoy es el centro de la ciudad. Motivo por el cual los españoles lo desviaron hacia el Sur, por donde se encuentra en la actualidad. En 1534 se inicia la construcción del la Catedral, la cual será destruida en varias ocasiones por malos materiales, incendio y terremotos. En 1535 se nombra la Provincia Eclesiástica de Antequera y entra el poder de la iglesia a Oaxaca. En 1536 se suprimen las Alcaldías Mayores en la Nueva España y se instituyen los Corregimientos. La provincia de Oaxaca quedará dividida en 18 Partidos: Antequera de Oaxaca, Teotitlán del Valle, Zimatlán, Huitzo, Tehuantepec, Nejapa, Ecatepec, Chichicapan, Villa Alta, Choapan, Teocuicuilco, Teutila, Teotitlán del Camino, Jamiltepec, Teposcolula, Huajuapan y Juxtlahuaca.

 

En 1543 según la tradición llega a la ciudad un arriero con una mula que había aparecido en el camino y al parecer no tenía dueño. La mula trae una caja y cae muerta donde hoy se encuentra el Templo de la Soledad. En la caja se encontrará una bella imagen de la Virgen de la Soledad. En 1544 se inicia la construcción del Templo del Carmen Bajo. En 1555 se comienza a construir el Templo y ex convento de Cuilapam dirigido por el fraile dominico Domingo de Aguinaga. En 1559 se realiza el primer Auto de Fe en San Juan Tetipac en donde son quemados vivos varios indígenas por ser apostatas e idólatras.

En 1559 un fuerte temblor causa daños a la naciente ciudad española. En 1561 se inicia la desviación del cauce del Río Atoyac, debido a que cada año en las crecidas se inundaba parte de la ciudad. La construcción corre a cargo de los pueblos indígenas de la región, quienes tienen que poner la mano de obra, los materiales y la alimentación de los trabajadores. En 1570 se inicia la construcción del templo de la Merced y al año siguiente la del convento de Santa Catarina. En el año de 1575 da comienzo la impresionante obra del Templo y ex convento de Santo Domingo de Guzmán bajo la dirección de Fray Fernando de Cavarcos y la mano de obra, sensibilidad y creatividad de miles de indígenas. En 1579 se inicia la construcción del Templo y ex convento de La Compañía. En 1586 llega la Orden Agustina e inician la construcción de su Templo y ex convento y en 1592 llega la Orden de los Franciscanos e inician la construcción de su Templo y ex convento. En 1598 se establece la nueva provincia de San Hipólito Mártir de Oaxaca por la Bula del Papa Clemente VIII.

 

En 1603 azota nuevamente a la ciudad un sismo de gran magnitud y caen varios edificios religiosos y en 1608 vuelve a temblar cayendo el inconcluso convento dominico de San Pablo. En 1612 convertidos en dos pequeñas cruces se deposita un fragmento de la Cruz de Huatulco y otro es enviado al Vaticano. En 1619 otro fuerte temblor causa grandes daños en la ciudad. En 1620 el Obispo Bohórquez fija el día 18 de diciembre para celebrar a la Virgen de la Soledad. En 1660 un potente sismo daña las torres del Templo de Santo Domingo y la estructura del templo de San Francisco. En 1655 el afamado músico indígena oaxaqueño Juan Matías de los Reyes es nombrado Maestro de Capilla de la Catedral de Oaxaca donde se da una excelente e importante producción de música sacra del periodo colonial. En 1672 se edita la primera gran obra de historia de Oaxaca, “Geográfica Descripción” de Fray Francisco de Burgoa. En 1673 se funda el Seminario Pontificio de la Santa Cruz por gestiones del Obispo Monterroso. En 1683 se inaugura el Colegio Seminario, antecedente del Instituto de Ciencias y Artes y de donde posteriormente nació la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.  En 1686 se construye el Templo de Guadalupe. En 1691 se da una insurrección indígena en Zoogocho en la Sierra Norte, la cual es reprimida por las fuerzas que estaban acuarteladas en Villa Alta. En 1695 Nace en Tlalixtac (población conurbada actualmente con la ciudad de Oaxaca) el pintor más antiguo y reconocido de Oaxaca. Miguel Cabrera fue uno de los artistas plásticos más importantes en la Nueva España durante el siglo XVII. En 1696 un terremoto causa severos daños a la ciudad y al territorio oaxaqueño. En 1700 se realiza otra insurrección indígena en San Francisco Cajonos en la Sierra Norte. Dos indígenas zapotecos que fungían como “fiscales”, dado que espiaban a sus hermanos para que no mantuvieran el culto ancestral de sus antepasados. Los fiscales delataron a sus hermanos y los españoles fueron sorprendidos por una violenta rebelión en la que les pedían a los atrincherados españoles, que les entregaran a los delatores y prometieron que a ellos nos les pasaría nada. Los españoles entregaron a los delatores, mismos que fueron muertos por el pueblo. Posteriormente llegó el ejército español y reprimió al pueblo, descuartizando cruelmente a los dirigentes de la insurrección. La cultura dominante y la iglesia católica reconocen a los fiscales como “Los mártires de Cajonos”.

 

En 1702 un potente movimiento telúrico causa daños a la ciudad y derriba las torres del Templo de La Merced. En 1710 se inicia la construcción de la actual Catedral. En 1726 el pintor Marcial de Santaella concluye el lienzo sacro “El San Cristóbal” que se encuentra en la Catedral. En 1727 nuevamente un gran temblor sacude la capital y causa grandes destrozos y ese año se construye el Acueducto de San Felipe, que surtirá de agua a la ciudad. En 1731 se concluye y se consagra la Capilla del Rosario en el Templo de Santo Domingo y en 1733 se consagra la Catedral. En 1738 una pavorosa epidemia de tifo hace estragos en la ciudad y el estado. En 1746 Se inaugura el primer servicio de correos entre la ciudad de Oaxaca y la de México. En 1762 ante la crueldad de los Alcaldes Mayores en su trato con los indígenas, el sacerdote de Mitla, Don Manuel Calvo, eleva una denuncia al Virrey. En 1763 azota una epidemia de viruela a la ciudad. En 1767 por disposición del Rey Carlos III son expulsados los jesuitas de Oaxaca y la Nueva España. En 1770 se da una alta producción de la grana cochinilla, principal fuente de ingresos para Oaxaca y al año siguiente alcanza el precio más alto. En 1772 la Real Audiencia interviene en apoyo del cura de Ayutla Mixes, Juan Antonio Mata e instruye al Alcalde Mayor del pueblo de Villa Alta a desistir de su trato injusto y despiadado hacia los indígenas, so pena de 500 pesos de multa. En 1773 rebelión de zapotecos en el Valle de Zimatlán, protestando por el exceso de diezmos y otros pagos obligatorios. En 1776 grandes temblores se sienten en la ciudad y en la mixteca.

 

En 1777 epidemias de viruela azotarán Oaxaca a lo largo de 5 años. En  1780 se obtiene la producción más elevada de la Grana Cochinilla, materia prima que usaban en Europa para teñir de color rojo las telas. En  1782 se concluye el Templo y ex-convento de Los Siete Príncipes. En 1784 el Virrey de Gálvez reglamenta las ganancias, la usura y los monopolios de los Alcaldes Mayores respecto a la producción de la Grana Cochinilla. En 1787 vigorosos movimientos telúricos sacuden a Oaxaca y duran temblando 40 días a los que se les llamó los temblores de San Sixto. En 1792 se inicia la construcción del Templo de La Sangre de Cristo. En 1794 fuertes temblores de tierra hacen destrozos en la ciudad. En 1796 un fuerte temblor destruye el Templo de la Consolación. En 1800 un fuerte sismo causa daños severos a los edificios de la ciudad y se recuerda como los temblores de “San Juan de Dios”. En ese año se hace un censo que arroja un total de 14 mil habitantes en la ciudad de Oaxaca.

En 1801 se presenta una plaga de langostas en los Valles Centrales. En 1806 nace en Guelatao don Benito Juárez García. En 1811 se inicia la primera sublevación que es sofocada de inmediato y son fusilados Felipe Tinoco y José Catarino Palacios. En 1812 se lanza a la lucha Valerio Trujano y José María Morelos ataca Oaxaca y cuando cae, las casas y comercios de los españoles son saqueados por la tropa. La ciudad estaba constituida por cien manzanas. El 9 de febrero de 1823 el Coronel Antonio de León entra a Oaxaca y el primero de junio se instala una Junta de Gobierno declarando al Estado Libre y Soberano. En 1825 expide la Constitución del estado de Oaxaca. En 1826 se funda el Instituto de Ciencias y Artes, en ese años los indígenas de Ixtaltepec inician una insurrección para recuperar sus tierras, son derrotados y reprimidos. En 1828 se realiza el primer censo del periodo independiente del estado y arroja la cifra de 486,515 habitantes. En 1830 nace en la ciudad de Oaxaca don Porfirio Díaz Mori. En 1833 una epidemia de cólera acaba con el 8% de la población del estado. En 1834 se sublevan los indígenas de Juchitán y Tehuantepec.  En 1845 se reabre el Instituto de Ciencias y Artes clausurado por los centralistas y un fuerte temblor sacude la ciudad y parte del estado, destruyendo el Templo y ex convento de San Pablo. En 1847 sube como gobernador interino don Benito Juárez.

En enero de 1865 llegan a Oaxaca las tropas expedicionarias francesas al mando del Mariscal Bazaine y en octubre son derrotados por el General Porfirio Díaz en la Batalla de la Carbonera. El 8 de noviembre de 1871 se expide el Plan de la Noria por Díaz para impedir la reelección de Juárez.  El 18 de julio de 1872 muere en Palacio Nacional don Benito Juárez. En 1873 nace en San Antonio Eloxochitlán, Distrito de Teotitlán del Camino, Ricardo Flores Magón. En 1881 el Ingeniero Emilio Brachetti hace la remodelación del zócalo de la ciudad y se publica el libro “Historia de Oaxaca” del presbítero José Antonio Gay y nace en la ciudad de Oaxaca, José Vasconcelos. En febrero de 1882 se introduce el alumbrado de petróleo en la ciudad. En agosto se inicia la construcción del ferrocarril a Tehuantepec. En 1885 el Congreso del estado autoriza al ejecutivo la construcción de las líneas telegráficas locales y se obtiene la primera cosecha de café impulsada por Don Matías Romero. El 18 de abril de 1889 se inicia la construcción del Ferrocarril Mexicano del Sur. El 4 de mayo se siente un gran sismo en la ciudad de Oaxaca. En diciembre de ese mismo año un censo arroja la cantidad de 29038 habitantes en la ciudad de Oaxaca. En 1890 El gobierno estatal concesiona a don Federico Zorilla, por 50 años, el servicio de energía eléctrica para la ciudad de Oaxaca. Se construye un dínamo en San José Vista Hermosa y poco después se instala una fábrica de Hilados y Tejidos que producían manta y franela. El 13 de noviembre de 1892 es inaugurado en la ciudad de Oaxaca El  Ferrocarril Mexicano del Sur con la presencia del General Porfirio Díaz y el 7 de abril se inaugura el Mercado Porfirio Díaz y que hoy lleva el nombre de Benito Juárez, en el centro de la ciudad. El censo estatal de 1895 arroja la cantidad de 884,909 habitantes. Nace en la ciudad de Oaxaca en 1899 el pintor Rufino Tamayo.

 

En el censo de 1900 el estado arroja la cantidad de 948,633 y la ciudad de Oaxaca de 35,049 habitantes. En 1904 se inaugura el edificio del Instituto de Ciencias y Artes. En 1907 se construyen los Mercados Sánchez Pascua y Democracia. Se crea la Banda de Música del Estado y se tienden las vías del ferrocarril que llega a Ocotlán.  En 1908 se inaugura el servicio telefónico en la ciudad, así como el Hospital de la Vega. En 1909 el Arzobispo Gillow termina la redecoración del Santuario de la Soledad y el 4 de diciembre llega a Oaxaca don Francisco I. Madero en campaña política por la presidencia. En 1910 el Censo Nacional informa que el estado tiene 1, 040,398 habitantes. En 1921 el Censo Nacional informa que el estado tiene 976,005 habitantes. En 1922 la Cámara de Diputados aprueba la Constitución Política Oaxaqueña. En 1925 nace en Ocotlán el pintor Rodolfo Morales. El 9 de febrero de 1928 se siente un  temblor en todo el estado. El 21 de marzo otro temblor daña gran parte de los edificios públicos de la ciudad. El 15 de abril un tercer sismo de mayor intensidad causa daños mayores. Un cuarto temblor de mayor intensidad causa graves daños a los templos de todo el estado. El 8 de octubre un quinto temblor daña gravemente la estructura del palacio de gobierno. En 1930 se levanta un censo nacional y el estado arroja la cantidad de 1,084,549 habitantes y la ciudad de Oaxaca de 33,423 habitantes. El 13 de enero de 1931 se produce el mayor sismo en la historia de Oaxaca. La ciudad cae por tierra casi en su totalidad. Los edificios públicos, así como los Templos y ex conventos son severamente dañados. La ciudad que se autoabastecía pasará hambruna y la gente pudiente se irá de inmediato a vivir a la Ciudad de México. Mucha gente tuvo que vender sus casas semidestruidas en el primer cuadro a los “agentes viajeros de México” que las compraron por sumas ridículas. Este terremoto marca un parte aguas en la historia moderna de la ciudad. Se construye el aeropuerto civil de la ciudad. El 6 de enero de 1932 Alfonso Caso descubre en la Tumba 7  el tesoro más importante de la arqueología mexicana en Monte Alban. En el mes de mayo de 1932 el gobierno organiza con motivo del cuatrocientos aniversario de la ciudad un evento llamado “Homenaje Racial” en donde se realizaba anualmente “La Fiesta de las Azucenas”. A partir de esa fecha se realiza cada año con el nombre de “La Guelaguetza”. En 1937 se federaliza la educación en Oaxaca gracias al apoyo del Presidente Lázaro Cárdenas. En ese mismo año se construye el internado indígena en Guelatao. En 1939 se construye la planta potabilizadora de agua en el Cerro del Fortín.

 

En 1940 el Censo Nacional arroja las siguientes cifras: el estado cuenta con 1,192,794 habitantes y la ciudad de Oaxaca 36,347 habitantes. En Juchitán nace el pintor Francisco Toledo. En 1941 salen los primeros “braceros” al Norte a través de un programa binacional. En ese año se remitirá de servicio el ramal ferroviario a Ejutla porque Ferrocarriles aduce incosteabilidad. En 1942 se continúa la construcción de la carretera Panamericana en su tramo Izúcar-Tehuantepec. En 1944 se termina de construir la base aérea militar de Ciudad Ixtepec. En 1946 se inaugura la Carretera Panamericana, se inicia la construcción de la carretera Oaxaca-Tuxtepec y se funda la Escuela de Bellas Artes de la UABJO. En 1948 se reconstruye el Palacio de los Poderes, se inicia la construcción de la Presa Miguel Alemán y nace en Juchitán Víctor de la Cruz, poeta e investigador de la cultura zapoteca. En 1949 se remodela el ex convento de la Soledad y su jardín frontal. El gobierno compra las casas que se construyeron en los atrios de San José y la Soledad y en el espacio crea la Plaza de la Danza y el Jardín Sócrates.

   

En el Censo Nacional de 1950 los resultados indican que el estado tienen 1,421,313 habitantes y la ciudad de Oaxaca 46,632 habitantes. Se inicia los trabajos de ampliación de la vía del Ferrocarril Mexicano del Sur. En 1951 se instalan las primeras oficinas del IMSS y se inicia la construcción del Hospital y se construye el oleoducto de Minatitlán, Ver., a Salina Cruz, Oax. En 1953 se inaugura la Presa Miguel Alemán. En 1954 se construye el Hospital Civil. En 1955 se crea la Universidad Autónoma de Oaxaca Benito Juárez. En 1957 se construye la Fuente de las Siete Regiones y el Centro de Salud No. 1. Se termina la carretera Oaxaca-Zaachila. En 1958 se termina la carretera Huajuapan-Tehuacán. En 1959 el arqueólogo Roberto Gallegos descubre las tumbas 1 y 2 en Zaachila.

 

El Censo nacional de 1960 indica que el estado tienen 1,727,266 habitantes y la ciudad de Oaxaca 78,839 habitantes. En 1965 se construye la Escuela Secundaria No. 1.  En 1966 se inaugura el Instituto Tecnológico Regional de Oaxaca, las instalaciones deportivas “General Cabrera Carrasquedo” y el monumento a Vicente Guerrero en Cuilapam. En 1969 se inaugura la ampliación y modernización del aeropuerto de la ciudad, el alumbrado público mercurial y se construye el “anillo periférico”. El Río Atoyac crece y está a punto de desbordarse. En ese año se estrena el Bani Stui Gulal, en las Fiestas de la Guelaguetza, que es una representación folklórica de lo que pudo haber sido los Lunes del Cerro, la Producción estuvo a cargo de Guillermo García Manzano, Fernando Rosales y Víctor Vázquez Labastida.

 

En 1970 el Censo Nacional informa que existen 2,015,424 habitantes en el estado. En 1971 se inaugura la Casa de la Cultura Oaxaqueña. En 1972 centenario conmemoró los cien años de la muerte de Benito Juárez y el Museo Regional de Oaxaca pasa a ocupar las instalaciones del ex convento de Santo Domingo de Guzmán. En 1974 se construyó el Auditorio Guelaguetza en donde estaba la Rotonda de la Azucena. En 1977 estallan disturbios universitarios y cae el gobernador Zarate Aquino y Eliseo Jiménez Ruiz asume como gobernador interino. En 1978 se inicia la construcción de la Presa Cerro de Oro. En la década de los años ochentas comienza la construcción de la refinería en Salina Cruz. En el gobierno del Lic. Pedro Vázquez Colmenares se da un fuerte impulso a la cultura, se inicia el programa de construcción de casas de cultura en el estado, se instituye en la Casa de la Cultura Oaxaqueña la Bienal de Artes Plásticas Rufino Tamayo, se inicia el Festival de Primavera con la Orquesta Sinfónica Nacional, se implementa el programa editorial con las colecciones Siete Venado, Tortuga Transparente, Agua Quemada. En 1982 se conmemora CDL aniversario de haber sido elevada Oaxaca de Villa a ciudad y nace la Orquesta Primavera. En 1986 se inaugura el primer Parque Industrial de Oaxaca en Tuxtepec. En 1988 se funda el Centro de Iniciación Musical de Oaxaca.

El censo de 1990 arroja las siguientes datos: total de habitantes en el estado 3,019,560. En la Ciudad de Oaxaca 213,958 habitantes. Con la zona conurbada de la ciudad los habitantes suman 302,664. En 1994 se construye la autopista a la ciudad de México y el ex convento de Santo Domingo de Guzmán deja de ser cuartel militar y se inicia su restauración total y se inicia el proyecto del Jardín Histórico Etnobotánico y la Biblioteca Francisco de Burgoa. En la década de los noventas el maestro Francisco Toledo y un grupo de personas altruistas impulsaron un vigoroso movimiento ciudadano en el campo de la cultura y la preservación del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca, fundando el Museo de Arte Contemporáneo (1992), El Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (1988), El Cinema Pochote, El Museo Fotográfico Álvarez Bravo, el Museo de la Filatelia y crea PROOAX. En la década de los noventas surge una Pléyade de galerías privadas y se estimula el mercado de la plástica. El censo del año 2000 arroja 3,300,000 habitantes en el estado.    

Bibliografía:

* Casi en su totalidad los datos se tomaron del libro “HISTORIA GENERAL DEL ESTADO DE OAXACA” del Antropólogo Luis Rodrigo Álvarez. Editorial Carteles. Oaxaca, México. 1995

* “OAXACA PATRIMINIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD”. Carlos Velasco Pérez. Colección “Glifo” del Gob. Edo. Oax. 1991.

* “HISTORIA Y GEOGRAFÍA DE OAXACA” Libro de texto. Varios autores. Editorial Carteles Editores, Oaxaca, Méx. 2000.

 

chocolate la soledad

fernando andriacci

oro de montealban