JOSÉ LUIS VIRUEL " EL CHELIQUE" PESCADOR

Imprimir
PDF

chelique

Yo soy pescador de la Laguna de Corralero y soy el Presidente de la Reserva de los Bajos Guachinangueros. Aquí se pesca robalo, guachinango, mojarra plateada, constantino, pargo y otras especies más. Aquí la gente vive de lo que hay en la laguna. Aquí hay zonas prohibidas que solo se puede pescar con diferentes “artes”.  Una es la línea, que es cuerda con anzuelo y si nos da resultado porque todo el tiempo genera recursos y con las redes es muy variable. La gente que echa la red sufre mucho…ahora si hay, ahora no, pero cuando “pega”, pues pega. Aquí lo más recomendable es la línea, porque todo el tiempo hay peces y no se exterminan.

 

Aquí todo el producto que se pesca se comercializa en Acapulco, también en Pinotepa y la región, pero la mayor parte sale para Acapulco. El pescador cuando sale al mar se va a traer guachinango. Cuando la luna está “de punta a punta” de día, se va desde las 6 de la mañana hasta los 2 o 3 de la tarde. Si se van a pescar de noche, salen a las 5 de la tarde y regresan a las 6 de la mañana. Otros se van de viaje y duran dos días enteros. Aquí se enhiela el producto, porque tenemos una hielería, pero cuando aparecen las “rachas” de guachinango la hielera no alcanza. Estamos hablando de entre 15 o 20 toneladas de producto diario o cuando aparece la jaiba roja, no se dan abasto las hieleras de aquí y la de Pinotepa, tiene uno que ir a Guerrero a traer hielo. Estamos hablando de 15 días o un mes que duran esas rachas.

La vida del pescador es buena… se la pasa tranquilo. Es peligrosa… solo en las cantinas, la verdad ahí se ahogan los pescadores. Es un problema las cantinas para los pescadores. El pescador cuando sale de trabajar... –quiere “al chaz-chaz”-. Maté 20 o 30 kilos, ¡págame! Porque si no le pagas se va, te abandona y se va a trabajar a otro lado, aquí mismo en Corralero. Aquí al pescador le pagas al “chaz-chaz”, no como al campesino que le pagas cada fin de semana.

El problema de la Laguna de Corralero es que no nos quieren echar la mano las autoridades. En la laguna viven  varios pueblos que trabajan la pesca. Piel Cerro, Minitan, La Noria, Jícaro, Lagartero, Banco de Oro, todos ellos junto con Corralero vivimos de la pesca. El problema es que no se respeta las vedas y se pesca con redes, así se acaban todo. Que no nos saqueen, que se cuiden las reservas. Necesitamos vigilancia, porque hay gente que solo se dedica a saquear las reservas. Y lo peor es que se fumiga y se abona la tierra con muchos químicos y estos al final vienen a dar a la laguna y los peces se mueren. El problema es que las autoridades locales negocian con los “mañosos”, les quitan las redes y luego mediante dinero se las regresan.

Corralero debe tener como 1,500 habitantes de los cuales el 80 % son orgullosamente negros. El problema más grande de la Laguna de Corralero es que las autoridades no nos apoyan en lo referente a los recursos naturales. Estamos muy lejos, escondidos y abandonados. Porque la gente si no tiene trabajo, no tiene que comer y luego empiezan a asaltar.  Otro de los grandes problemas es que los pescadores de Guerrero vienen a tirar redes a Corralero. Eso no se vale, mientras nosotros estamos cuidando y respetando las vedas, vienen los de Guerrero y se llevan todo el producto indiscriminadamente. Vienen como cien lanchas y cada una se lleva entre 800 y mil kilos de guachinango y eso no es justo. Lo mismo los barcos camaroneros de Salina Cruz, que vienen a “rastrear” los bancos guachinagueros y acaban con todo. El gobierno lo sabe y no nos echa la mano. No hay ley en el mar.

GUÍAS TURÍSTICOS DE OAXACA
 
Netzahualcóyotl Jiménez          951 140 93 69
Héctor Gasga   951 570 14 25
Mario Rodríguez
 951 115 34 37

Julio Cesar Zarate 951 155 39 51