HUAVES

Imprimir
PDF

El actual territorio del pueblo huave se encuentra situado en el litoral del Golfo de Tehuantepec, aproximadamente en las dos terceras partes de una barra de 40 Km. que separa al Océano Pacífico de dos grandes lagunas, conocidas como Mar Superior y Mar Inferior.

Las más conocidas poblaciones son : San Mateo del Mar, San Francisco del Mar y San Dionisio del Mar, municipios pertenecientes al distrito de Tehuantepec.

Como muchos nombres con los que hoy se conocen a los 56 pueblos originarios del Anáhuac, son sobrenombres que les pusieron los aztecas o los españoles.

El término de huave fue impuesto por los zapotecas para referirse a la "gente que se pudre en la humedad", pero ellos se nombran a sí mismos en su lengua, "Mero ikooc" que significa literalmente "verdaderos nosotros", pero que tiene que ver con el concepto milenario y universal del "ser hombres verdaderos o los que tienen la palabra", forma elemental de diferenciarse un pueblo frente a "los otros" pueblos, máxime en un lugar como el estado de Oaxaca, en donde en una pequeña porción territorial, coexisten armónicamente desde hace miles de años, por lo menos 16 pueblos y culturas con lenguajes totalmente diferentes uno de otro, pero el idioma Huave pertenece al grupo Otomangue, tronco Huave, con muchas variantes dialectales según el pueblo.

Las casas de los huaves, como las de todos los pueblos herederos de los Viejos Abuelos, son de una sencillez y austeridad asombrosa. Desde los tiempos remotos, los Viejos abuelos enseñaron a sus hijos a no fundamentar la vida en los bienes materiales y sí en el desarrollo de los valores espirituales.

En efecto, sobresale como un eje rector en el México Antiguo, el gran esfuerzo que hicieron pueblos enteros a lo largo de muchas generaciones, en la construcción de monumentales edificios dedicados al desarrollo de las fuerzas espirituales, hoy llamadas zonas arqueológicas; pero todos ellos guardaban una asombrosa austeridad y sencillez en la construcción de sus casas habitación, misma sencillez y austeridad que ha sabido llegar hasta nuestros días, en todos los pueblos de los hijos de los hijos de los Viejos Abuelos. De esta manera las casas hechas de horcones, carrizo enjarrado y palma real.

Sobre los patios se construyen enramadas que sirven por igual como áreas de trabajo o lugar de descanso donde cuelgan las imprescindibles hamacas y donde se pone a secar el pescado o el camarón; porque los huaves son excelentes pescadores y poseen antiquísimas técnicas para preservar los productos del mar. Los patios y las enramadas, por el clima caluroso y el refrescante viento, son de alguna forma los espacios sociales y recreativos de la familia huave; en ellos se recibe hospitalariamente a los amigos y visitantes.

La cocina, que casi siempre se encuentra en el mismo patio, consta de un fogón y un horno. Sin embargo, para los huaves los dormitorios representan un espacio íntimo y privado, en donde se guardan las escasas pertenencias, ya que por tradición milenaria, los pueblos originarios no fundamentan su existencia en el "tener", sino en él "ser", herencia luminosa de los Viejos Abuelos.

GUÍAS TURÍSTICOS DE OAXACA
 
Netzahualcóyotl Jiménez          951 140 93 69
Héctor Gasga   951 570 14 25
Mario Rodríguez
 951 115 34 37

Julio Cesar Zarate 951 155 39 51