Dr. Antonio Carranza Díaz

PORFIRIO DIAZ MORI

BENITO JUÁREZ GARCIA

Macedonio Alcalá.

Abelardo López Moreno

EL ZEMPOALTEPETL corazón espiritual Mixe

SANTA MARÍA TLAHUITOLTEPEC

HIERVE EL AGUA (Water Boils)

San Francisco Cajonos

YAATE : EL CERRO DE LA CENIZA. (YAATE: THE ASH HILL)

Acerca de...

Poetas Oaxaqueños

Escrito por Guillermo el .

Aquioaxaca comienza esta sección con dos trabajos muy valiosos que realizó Filadelfo Figueroa al final de la década de los años ochentas. Hemos decidido copiar los textos publicados por La Casa de la Cultura Oaxaqueña y el H. Ayuntamiento de Juchitán/Casa de la Cultura de Juchitán, pues consideramos que tienen su propio valor en el tiempo que fueron publicados. Muchas cosas han cambiado y los poetas han seguido su producción, otros la han abandonado, algunos nos han dejado y tenemos nuevos valores.

Le hemos pedido a Filadelfo que actualice su trabajo y él ha aceptado, mientras tanto le hemos sumado algunos nombres y hemos puesto algunos poemas. En cuanto Filadelfo entregue su nuevo trabajo lo publicaremos.

ALEJANDRO CRUZ MARTÍNEZ

Escrito por Guillermo Marin el .

Aquioaxaca se suma al homenaje que se le esta haciendo al poeta Alejandro Cruz Martínez. En los años ochentas logramos hacer un excelente equipo de trabajo para promover la cultura de Oaxaca. Macario Matus desde La Casa de Cultura de Juchitán y nosotros desde La Casa de la Cultura Oaxaqueña. Así fue como conocimos a Alejandro, “El Señor Panza” como le decía su pequeña hija. Alejandro era un espíritu libre, que tal vez sabía que estaría poco tiempo con nosotros, por lo cual era totalmente desapegado al grotesco mundo material. El amor era lo que movía su corazón y su mente. No solo el amor a “la bien amada”, a la bendita mujer, sino que su amor de enamorado se extendía y cobraba toda su dimensión en la gente. En la gente de carne y hueso de su pueblo Alejandro vertió todo su amor y por ello nos lo arrancaron los temerosos de la luz, de la verdad y del amor. Sin embargo, el amor de Alejandro sigue presente entre nosotros, como un vientecillo fresco que mitiga el caluroso día de nuestras vidas. Guillermo Marín.

 

 

CUENTOS Y LEYENDAS

Escrito por Guillermo Marin el .

Leyenda sobre el Cristo de Chamula.- Motivo Psicológico de las Crucifixiones Reales o Simuladas.

Cuando vinieron la reducción y la encomienda, los indios remisos en la aceptación del evangelio, huyeron a lo más inaccesible de los montes. Los benicolaza  que no quisieron soportar la esclavitud y la imposición religiosa de los conquistadores se convirtieron, con las artes de su hechicería en piedras, tepalcates, monos y pájaros, según su grado de elevación mágica. Los que no pudieron hacerlo, se remontaron a las serranías. De aquí el origen de la creencia vernácula en los binquizacs. Estos, que no supieron o no pudieron escaparse por medio de la hechicería y del ocultismo nativos, de los propósitos del Conquistador, huyeron de la sociedad hacia los sitios más apartados de los centros habitados y ahí han seguido después de cuatrocientos años según las consejas de nuestros actuales y sencillos indios en las inexploradas y abruptas regiones a que me he venido refiriendo.

Relatan los viejos zoques de San Miguel y Santa María(1), que sus antepasados de más allá de la sierra, queriendo identificarse con Jesús y su doctrina, en un terrible esfuerzo para comprender las prédicas de los dominicos, que adoctrinaron su comarca, dispusieron repetir la tragedia del Gólgota en la persona de alguien perteneciente a su propia raza y así sentir de cerca el dolor del sacrificio Divino. Alegaban que Jesús era judío, gente odiosa para los mismos padres de la Iglesia, que como tal no tenía ningún vínculo racial ni moral con ellos

Luis Wintergest Toledo

Escrito por Guillermo Marin el .

 

 


El mestizaje racial en Oaxaca es milenario. No sólo por los encuentros raciales y culturales que trajo la invasión europea desde hace cinco siglos, sino que desde miles de años atrás, lo que hoy conforma el territorio de Oaxaca, fue un lugar de encuentro de muchos pueblos, tanto del Anáhuac, como de Suramérica, pues en la memoria histórica de los huaves y mixes, se cuenta que sus Viejos Abuelos vinieron de lejanas tierras del Sur del continente.

RUFINO TAMAYO

Escrito por Guillermo Marin el .

 

Nació en Oaxaca, Oax., el 26 de agosto de 1899

falleció el 25 de junio de 1991 en la Cd. De México.

Rufino Arellanes Tamayo es el pintor oaxaqueño más grande del siglo XX.

Nació en 1899 en la Ciudad de Oaxaca y aunque en la infancia se fue a vivir a la Ciudad de México en 1911 con su tía Amalia, pues murió su madre Florentina y en 1917 se inscribió en la Academia de San Carlos. Como buen oaxaqueño nunca perdió sus raíces. Compartió sus estudios con la atención de un negocio de frutas en el mercado de la Merced.

Dos años más tarde se dedicó a pintar e investigar por su cuenta. En 1921 fue designado jefe del Departamento de Dibujo Etnográfico del Museo Nacional de Arqueología. En 1925 alquiló su primer estudio en la calle de La Soledad, donde pintó Dos mujeres en la ventana, Paisaje con rocas, Reloj y teléfono, El fonógrafo, Dos niñas mexicanas y Pareja con maguey, y diseño una ex libris para Jaime Torres Bodet.

RICARDO FLORES MAGÓN

Escrito por Guillermo Marin el .

 


Por Humberto Escobedo Cetina
CAPITULO UNO: EL JOVEN LIBERAL.


Ricardo Flores Magón nació el 16 de septiembre de 1873 en San Antonio Eloxochitlán, distrito de Teotitlán del Camino, Oaxaca, donde sobrevivían los valores y prácticas comunales.

En 1911, en un artículo publicado en REGENERACIÓN de fecha 2 de septiembre, Ricardo, recordando el medio social en que nació escribió:
"En México viven unos cuatro millones de indios, que hasta hace veinte o veinticinco años vivían en comunidades, poseyendo en común las tierras, las aguas y los bosques.

PORFIRIO DIAZ MORI

Escrito por Guillermo Marin el .

Nació un 15 de septiembre de 1830 en la ciudad de Oaxaca. Fue hijo de José Díaz y Petronila Mori, quedó huérfano de padre a temprana edad y su madre pretendió que siguiera la carrera religiosa, por lo que estudió 5 años en el Seminario Oaxaqueño. En aquellos tiempos la gente pobre con interés en estudiar tenía como única alternativa estudiar para sacerdote, pues en los seminarios tenían educación, comida, ropa y hospedaje asegurados.

Sin embargo, a Porfirio no le gustó la carrera religiosa y entró a estudiar al Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca, que era la máxima casa de estudios del estado.


MIGUEL CABRERA.

Escrito por Guillermo Marin el .

Uno de los pintores más famosos del Periodo Virreinal es Oaxaqueño, su obra se encuentra en los templos más importantes de México y Guatemala.

Se inició en el arte de la pintura en su Oaxaca natal, formándose con un pintor local. A los 24 años se trasladó a la capital para continuar su formación y abrir un taller en el que realizó un buen número de obras. Entre ellas destacan los retratos de sor Juan Inés de la Cruz y del arzobispo Rubio Salinas, la decoración de la iglesia de Taxco y la Virgen del Apocalipsis. Alcanzó un importante prestigio por lo que fue elegido presidente de la recién creada Academia de Pintura de México en 1753.

Manuel Cabrera Carrasquedo:

Escrito por Guillermo Marin el .

 

Nació en Oaxaca, en 1885; hizo sus estudios primarios en Veracruz; ingresó a la carrera de Comercio en el Instituto de Ciencias y Artes del Estado; a los 15 años de edad ingresó al Colegio Militar del cual egresó en 1007 con el grado de Oficial del Estado Mayor; en esa misma institución impartió las cátedras de Fortificación e Historia Universal.

Macedonio Alcalá.

Escrito por Guillermo Marin el .

 

El ilustre músico oaxaqueño, Macedonio Alcalá (1831-1869) nació en la ciudad de Oaxaca un 12 de Septiembre de 1831, fue el tercer hijo del Sr. Gabriel Alcalá y de su esposa Tomasa Antonia Prieto.

 

El pueblo de Oaxaca tiene su propio himno que compuso este célebre músico, nos referimos al vals "Dios nunca muere", que fue usado como himno cuando el estado se trató de independizar de la federación en el siglo XIX. A la fecha, cuando un buen oaxaqueño de profunda raigambre escucha el vals “Dios nunca muere”, inmediatamente se pone de pie, en señal de respeto y con profunda emoción.

JOSÉ LÓPEZ ALAVEZ

Escrito por Guillermo Marin el .

 

El arte es un lenguaje. Cuando el ser humano toca su ser más profundo y con él, percibe el mundo, entonces hace que por su sensibilidad y creatividad “hable el Espíritu”. Cuando el Espíritu habla, conmueve al que le escucha, sea en la música, la escritura o cualquier otra forma de expresión artística. Por eso el Arte es Universal.

Pocos hombres han hecho con una obra, su “obra maestra”. Tal es el caso de Juan Rulfo y José López Alavez, quienes lograron asir lo inasible, concretar lo abstracto, expresar el sentimiento “inexpresable”, pero arrasadoramente sentido por todo un pueblo. Los mexicanos en general, pero los oaxaqueños en particular, al escuchar “La Canción Mixteca” se les abre el corazón y se les derrama la pasión y la nostalgia por la “Tierra”, en su sentido más amplio.

Visit lbetting.co.uk how to sing-up at ladbrokes

chocolate la soledad

oro de montealban