PUERTO ESCONDIDO

PUERTO ESCONDIDO

Entre todos los centros turísticos que tiene Oaxaca en la costa del Océano Pacífico, indiscutiblemente que Puerto Escondido es el que tiene mayor identidad cultural. En efecto, la carretera llegó en 1968 y hasta ese momento era un pequeño pueblo de pescadores. Las personas ajenas al Puerto eran los militares que vivían en el cuartel que hasta la fecha se encuentra en la parte alta de la playa de Zicatela, coronado por una inmensa Bandera Nacional.

Leer Más

La Cruz de Zicatela

La Cruz de Zicatela

La cruz de zicatela en la costa oaxaqueña

La Costa Oaxaqueña tiene muchos sitios de interés por descubrir. Como estas costas por siglos han estado alejadas de la “modernidad y el desarrollo”, la gente ha mantenido sus tradiciones, usos y costumbres más apegados a su realidad.

Leer Más

MANGLARES

MANGLARES

Los manglares en la costa de oaxaca

El manglar es un hábitat considerado a menudo un tipo de bioma, formado por árboles (mangles) muy tolerantes a la sal que ocupan la zona intermareal cercana a las desembocaduras de cursos de agua dulce de las costas de latitudes tropicales de la Tierra. Así, entre las áreas con manglares se incluyen estuarios y zonas costeras. Tienen una enorme diversidad biológica con alta productividad, encontrándose tanto gran número de especies de aves como de peces, crustáceos, moluscos, etc.

Leer Más

Jamiltepec

Jamiltepec

jamiltepec

Enclavado en el corazón de la costa oaxaqueña se encuentra un pueblo muy antiguo que ha dado fama y renombre a esta región. En nahuatl, la palabra Jamiltepec significa “Cerro de Adobe”, en mixteco Jamiltepec se dice “Casandoo” y se le atribuyen a la palabra dos significaciones y etimologías de naturaleza muy diferente.

Casandoo podría descomponerse en “Casa” “Ndoo”, que en mixteco significa adobe (ladrillo de barro cocido al sol), el primer vocablo “Casa” en español, el segundo “Ndoo” es mixteco; juntos significan casa de adobe.

 

Leer Más

AMUZGOS

AMUZGOS

El pueblo Amuzgo vive entre los estados de Oaxaca y Guerrero. Amuzgo en su lengua, significa "lugar donde hay librerías o bibliotecas". Son un pueblo con una alta sensibilidad y actualmente viven en el oeste de Oaxaca, en los municipios de San Pedro Amuzgos y Santa María Ipalapa; en el estado de Guerrero, viven en los pueblos de Xochistlahuaca, Tlacoachistlahuaca, Cosuyoapan, Zacoalpa, Chochoapan, Huehuetono, El Pájaro, Las Minas, Cerro Bronco, Guadalupe Victoria, Guajentepec y Pueblo Nuevo. La lengua pertenece al grupo Otomangue, tronco Savizaa, familia mixteca. El pueblo amuzgo es un celoso poseedor de la sabiduría de nuestros Viejos Abuelos, dentro de sus milenarias tradiciones, se encuentra un extraordinario equilibrio que guardan con la naturaleza. Por ejemplo, la obtención del tinte que usan para sus bellísimos huipiles de algodón y que lo sacan del caracol púrpura panza; ya que bajan hasta los arrecifes de la costa, para delicadamente extraerle el líquido al caracol y luego volverlo a depositar vivo en el fondo marino. Otra forma de apreciar esta milenaria sabiduría, es que los Amuzgos consideran que las enfermedades, son el resultado de no mantener el equilibrio con la naturaleza o la sociedad, este desequilibrio sólo lo pueden recuperar a través de los médicos tradicionales o personas de conocimiento llamados "izan t’i" (los que saben).

Entre las muchas manifestaciones artísticas del pueblo amuzgo, podemos mencionar las danzas de origen colonial como: El diablo, los Chareros, los Tlamaques, los Apaches, del Tigre, el Toro, la Tortuga, los Gachupines, los Moros, la Conquista, los Doce Pares de Francia y los Tecuanes.

No olvides decir que lo viste en AquiOaxaca.com

Leer Más

La Cruz de Zicatela


Escrito por Guillermo Marin el .

La cruz de zicatela en la costa oaxaqueña

La Costa Oaxaqueña tiene muchos sitios de interés por descubrir. Como estas costas por siglos han estado alejadas de la “modernidad y el desarrollo”, la gente ha mantenido sus tradiciones, usos y costumbres más apegados a su realidad.

La cruz de zicatela en la costa oaxaqueña

Estando en casi cualquier punto de Puerto Escondido y la inmensa Playa de Zicatela, se puede observar que al final de ella, un inmensa Cruz, que ya es un símbolo de la región. Intrigados por saber más de esa enorme Cruz, fuimos a Totolapan a platicar con una de las dueñas de los terrenos en los que se construyó este monumento, he aquí la entrevista. 

La cruz de zicatela en la costa oaxaqueña

"Mi nombre es Alfredo Díaz Herrera, en los años ochenta, con el padre Felicitas Jarquín fuimos a limpiar el terreno y a buscar albañiles para que construyeran la Cruz. Al final el padre tuvo que colar los brazos de la Cruz. Cuando se terminó tenía luz eléctrica y se divisaba desde muy lejos."

La cruz de zicatela en la costa oaxaqueña

“Mi nombre es Estefanía Díaz Herrera y vivo en Totolapan. Nosotros como hace 20 o 30 años le dimos el terreno al cura para que construyera esa inmensa Cruz. Se puso la Cruz de Cristo, para tener qué venerar. Le dimos el terreno para la Cruz y el padre Felicito Jarquin, que era de Miahuatlán y en el Puerto vivió como 14 años, organizó el asunto. El Padre nos dio una propina por el terreno, y una señora que se llamaba Columba, que era de la Barra, fue la que le vendió un pedacito para poner una Virgen junto a la Cruz.

La cruz de zicatela en la costa oaxaqueña

Mi esposo se llamaba Eusebio Cruz, él y yo, ayudamos para la construcción de La Cruz, con lo poquito que teníamos: con aguas frescas, con unos tamales, una comidita para los trabajadores, porque para que voy a decir que cooperé con dinero.

La cruz de zicatela en la costa oaxaqueña

En esta Cruz celebramos la Tercera Caída del Señor, en Cuarto Viernes, y también en mayo La Santa Cruz. Dicen que la Cruz la pusieron porque por ahí había una cueva en la que vivía el Diablo y una sirena, pero eso dice la gente, vaya usted a saber la verdad. Pero la Cruz ya es parte de nosotros y nuestra fe.”

La cruz de zicatela en la costa oaxaqueña

 

No olvides decir que lo viste en AquiOaxaca.com

Visit lbetting.co.uk how to sing-up at ladbrokes

chocolate la soledad

oro de montealban