Mixteca Mas leidos

PARQUE EL BOQUERÓN DE TONALÁ

PARQUE EL BOQUERÓN DE TONALÁ

PARQUE EL BOQUERÓN DE TONALÁ

Las ocho regiones del estado de Oaxaca, representan un universo de diversidad cultural y de biodiversidad. Oaxaca es la reserva espiritual de México, justamente porque es un lugar en el que la Madre Tierra aflora su energía y ésta, impacta a todo ser vivo.

Leer Más

SAN PEDRO Y SAN PABLO TEPOSCOLULA

SAN PEDRO Y SAN PABLO TEPOSCOLULA

SAN PEDRO Y SAN PABLO TEPOSCOLULA

Este lugar es muy famoso por su templo y exconvento dominico, sin embargo, Teposcolula en sí mismo, es un pueblo muy hermoso, con una arquitectura tradicional que ha sido conservada. En lengua náhuatl Teposcolula significa “Lugar de fierro retorcido”, de “tepuxtlin” cobre o metal, “cololli” cosa torcida. En mixteco se llama Yucundá, que quiere decir “cerro derecho”.

Leer Más

Mural del Mtro. José Luis García en Huajuapan

Mural del Mtro. José Luis García en Huajuapan

Mural del Mtro. José Luis García en Huajuapan

Lo que hoy es México, forma parte del Anáhuac donde se desarrolló una de las seis civilizaciones más antiguas con origen autónomo del mundo. Fuera de estas seis civilizaciones no existe una más antigua y ninguna recibió “prestamos culturales.

Leer Más

CENTRO DE DESARROLLO COMUNITARIO SAN JUAN MIXTEPEC A .C.

CENTRO DE DESARROLLO COMUNITARIO SAN JUAN  MIXTEPEC  A .C.

CENTRO DE DESARROLLO COMUNITARIO SAN JUAN MIXTEPEC A .C.

La capacidad de organización es una de los cuatro sistemas en los que se construyó la civilización del Anáhuac. Junto con el sistema de alimentación, el sistema de salud, el sistema educativo, el sistema de organización social y régimen jurídico posibilitó el esplendor de nuestra milenaria civilización. Un hubiera sido posible construir Monte Alban, Teotihuacan o Chichón Itza, sin estos cuatro sistemas.

Leer Más

Asunción Nochixtlán

Asunción Nochixtlán

Asunción Nochixtlán

En el borde de la planicie que se forma entre las montañas de la mixteca, encontramos a este antiguo pueblo mixteco. En medio de una luz cegadora, bajo un alto cielo azul plomizo se descubre a dos mil metros s.n.m. un caserío que parece escarapelar el suelo blanquecino. Nochixtlán en lengua náhuatl significa "el lugar de la grana" (nocheztli = grana y tlán = lugar de), pero en mixteco se nombra "nuanduco" y significa lo mismo.

Nochixtlán (el viejo) fue fundado por Ndazahuidandaa, aproximadamente en el año 909 de nuestra era, como guarnición militar mixteca, en el Período Postclásico, pero por la llegada de los invasores europeos el pueblo fue diezmado por enfermedades como el cólera, la peste, el sarampión y la viruela. Motivo por el cual se hizo una nueva fundación.

Leer Más

La tierra Mixteca


Escrito por Guillermo Marin el .

El ser humano para nuestros Viejos Abuelos era “hijo de la Tierra”. La tierra es “nuestra Madre Querida”. Quien nos ha dado todo lo que somos y tenemos, y a la que le entregaremos todo lo que somos como tributo ante nuestra muerte.



Pero para los oaxaqueños, la “tierra” es algo muy especial. En efecto, todos los pueblos del mundo aman a su tierra, pero los mixtecos en especial le tienen un amor extra-ordinario a la tierra que los vio nacer.

La Mixteca es una tierra árida, seca, magra. Con un sol incandescente que transparenta la atmósfera y la inunda de un azul tan especial que cuando uno lo mira se mete al corazón, a los más profundo del ser.

Si, la tierra mixteca es fuerte y hace a sus hijos fuertes. Gente con temple y alma de acero, que no ser rompe pero si sabe ser flexible y adaptarse a todo. La tierra le ha enseñado al pueblo mixteco a aprovechar cualquier pequeña oportunidad. El mixteco no sabe desperdiciar.

En efecto, desde los tiempos ancestrales de los Viejos Abuelos, allá en Tilantongo, Coixtlahuca, Tepeleme, cuando el “Flechador del Sol” llegó a estas tierras que estaban despobladas y confrontó a al Sol para reclamar su posesión.

Allá en los principios del tiempo, cuando los primeros mixtecos salieron de la Madre Tierra por la abertura luminosa de Apula, ahí nació el pueblo del “país de las nubes”. Hombres y mujeres nobles y trabajadores. Con buena semilla, con principios, de gran nobleza.

Cuando uno camina por los parajes solitarios de la mixteca, el alma siente su pequeñez ante la grandeza del cielo y de la tierra. El azul intenso se encuentra con la blanquecina aridez de esa tierra que un día, hace milenios, fue un profundo fondo marino.

En efecto, es común caminar por la mixteca y encontrar grandes piedras erosionadas por efecto de las tremendas aguas marinas. O encontrar blancas arenas molidas por las corrientes marinas. Ahora ahí, inmóviles y secas, como esperando un nuevo diluvio.

Los caminos de la mixteca llegan a lugares muy apartados, donde la gente no ha sido tocada por la contaminación mental y espiritual. Gente con tradición y costumbre. Gente de palabra y de un gran amor a Dios.

Se ven cuidando a sus animales que buscan un poco de verdor en el páramo. Se ven entre los visillos de las casas o en el marco de las puertas. Gente polveada por barredor de los caminos. Amable, pero distante. Trabajadora incansable.

La gente de la Tierra Mixteca es gente noble, trabajadora, sencilla y muy esforzada. La Madre Tierra les ha enseñado por siglos, que cada bocado cuesta mucho trabajo y esfuerzo llevarlo a la mesa, razón por la cual saben trabajar y esforzarse como pocos en sus faenas.

Por eso, cuando uno camina por la Tierra de la Mixteca, los caminos se  hacen más grandes y más anchos. Pareciera que no tiene fin la tierra sagrada de los hijos del pueblo de las nubes.

 

mixteca

Visit lbetting.co.uk how to sing-up at ladbrokes

chocolate la soledad

oro de montealban