Valles Centrales Mas Leidos

SAN ANTONINO CASTILLO VELASCO

SAN ANTONINO CASTILLO VELASCO

Una de las comunidades más interesantes del Distrito de Ocotlán es sin lugar a dudas San Antonino, población zapoteca que se encuentra conurbada a Ocotlán y que lleva el nombre del ilustre constituyente oaxaqueño licenciado y General José María del Castillo Velasco.

Leer Más

Dainzu

Dainzu

Dainzu

La zona arqueológica de Dainzu fue explorada en 1965 por el arqueólogo mexicano Ignacio Bernal. El nombre de este viene del nombre que tiene el cerro donde se encuentran los vestigios. Dainzu quiere decir en lengua zapoteca "cerro de órganos".

Leer Más

Fonoteca Eduardo Mata

Fonoteca Eduardo Mata

Fonoteca Eduardo Mata

Oaxaca ha sido milenaria de artistas, desde los que construyeron Mitla o las Joyas de la Tumba  Siete de Monte Albán, pasando por los que crearon los retablos de los múltiples templos coloniales, hasta llegar a los artistas como Rodolfo Morales, pero podemos afirmar sin temor a equivocarnos que es en la plástica y en la música donde Rufino Tamayo y Eduardo Mata son los más universales.

Leer Más

SAN BARTOLOMÉ QUIALANA

SAN BARTOLOMÉ QUIALANA

SAN BARTOLOMÉ QUIALANA

Al cruzar por carretera el Valle de Tlacolula en dirección del istmo de Tehuantepec, se puede apreciar a mano derecha un inmenso cerro que tiene la forma de un enorme lagarto. A las faldas de este coloso de piedra se encuentra un pequeño pueblo llamado Quialana, que significa en lengua zapoteca: “piedra negra”. Se compone de quia, “piedra” y lana, “negra”.

Leer Más

FERNANDO ROSALES

FERNANDO ROSALES

Mi nombre es Fernando Rosales García, nací en mayo de 1947. Estudié la carrera de Contador Privado. En aspecto artístico, estudié en la Ciudad de México en la Academia de la Danza Mexicana. Posteriormente estudié en la Escuela de Bellas Artes de la UABJO, soy maestro del CEDART y maestro en diferentes agrupaciones danzisticas y culturales de Oaxaca.

Leer Más

LA CATEDRAL DE OAXACA.


Escrito por Guillermo el .

 

En el centro palpitante del corazón de la Ciudad de Oaxaca, se encuentra su espléndida catedral. Como un inmenso iceberg de cantera verde emerge de las telúricas entrañas de esta tierra, como anclando el potencial espiritual de los oaxaqueños a esta tierra magnética y uniéndola al mismo tiempo con el alto cielo azul, en el que siempre se recorta el follaje verde de los frondosos árboles de la Alameda del General Antonio de León

       

  Pocos templos han tenido una vida tan azarosa como nuestra Catedral, los temblores y la voluntad creadora de los oaxaqueños, hicieron que el edificio se reconstruyera en tres ocasiones por lo menos.        

  La primitiva Catedral se supone que entró en operación en el año de 1640, porque el templo de San Juan de Dios, fungió como Catedral mientras se construía el recinto oficial.  

    En el año de 1724 se contrató a Miguel de Sanabria, para que construyera un edificio mejor, mismo que fue terminado en 1733. Finalmente se sabe que en 1740 se inició la última construcción, y a finales del siglo XIX se realizaron las modificaciones como: se pusieron los canceles traídos de Europa.  

Se le dotó de candiles fundios en Florencia, Italia. El grupo escultórico del Presbiterio, tiene acabados con mármol de Grecia y presenta la imagen de la Virgen de la Asunción, fundida en bronce pulido por el artista italiano Tadolini.

La espléndida fachada esta compuesta por tres cuerpos de estilo barroco. En el primer cuerpo se encuentran las tres puertas con arcos de medio punto, a los lados de la puerta central se encuentran las esculturas San Pedro y San Pablo.

  En el segundo cuerpo encontramos tallado en piedra, la representación de la Virgen de la Asunción sobre nubes y querubines, a un costado está San Marcial Obispo Y San José, y al otro lado San Cristóbal y San Pedro Mártir. En el tercer cuerpo apreciamos, en el centro un panel que representa el santísimo sacramento por medio del Cáliz, y entorno a él, un manto sostenido por ángeles y querubines, estos últimos entre nubes. A los lados del Cáliz, dos religiosos hincados, a sus costados se encuentran San Agustín y San Benito, unos ángeles terminan la decoración.

    Se remeta la portada, con la representación en la parte superior del Espíritu Santo, a través de una paloma de frente, con las alas emanando luz y un barandal de hierro forjado. Se puede apreciar que las dos torres de la Catedral, por su proporción, no son las originales, pues el temblor de 1931 las hecho a tierra.

    En la parte superior se aprecia un reloj que el Rey de España, Fernando VI regaló a Oaxaca.  

Después de la Virgen de la Soledad el pueblo de Oaxaca encuentra en la veneración del Señor del Rayo, una de sus aspiraciones más sublimes. Cristo muy milagroso que se encuentra en la última capilla a mano izquierda.

             

                   

Cuenta la leyenda, que una vez cayo un rayo en un día despejado y sin nubes, para incendiar completamente el templo, que en esa época tendía una techumbre de madrea. Sin embargo, a pesar de que ardido todo el templo, lo único que no se quemó fue el Cristo, que sólo se oscureció.

                   

        Otra capilla importante, es la segunda a mano derecha, contiene los restos de la misteriosa Cruz de Huatulco. Se supone que cuando llegaron los españoles a las playas de Huatulco, encontraron un inmenso madero en forma de cruz. Al preguntar por su origen, los indígenas, que reverenciaban a la cruz, dijeron que hacia mucho tiempo que un hombre blanco y barbado, había llegado a esas tierras y habría inspirado en la gente, una enseñanza virtuosa. Los españoles lo tomaron por un milagro y supusieron que aquél santo varón, había sido el apóstol Santo Tomás. La cruz siguió en aquella playa, a pesar de que un pirata ingles trató de destruirla, quemándola, bombardeándola y jalándola con un barco. La cruz milagrosamente no sucumbió ante el infiel.

Años más tarde, en Oaxaca hubo una epidemia y trajeron la Cruz para hacer el milagro. Lo cual sucedió, pero la inmensa cruz fue cortada en pequeños pedazos, para hacer "reliquias". De la inmensa cruz, sólo queda la cruz que se aprecia en la capilla y otra cruz que se envió al Vaticano.  

En la entrada de la Catedral encontramos a la Virgen del Perdón. En la parte Oriente se puede apreciar a la Virgen de la Caridad y en sus costados, dos grandes emplomados con las imágenes de San Pedro Y San Pablo. En la parte central un símbolo del Espíritu Santo.    

  En la parte superior del coro del coro, se puede apreciar un órgano, que fue construido en Oaxaca en el año de 1690, como los más de 50 que existen en el estado y que son un valioso patrimonio cultural, único en México. La portada Sur, en el centro tiene una hermosa talla de Santa Rosa de Lima, una ventana con un emplomado, que representa a la Virgen María, protegida por una reja de hierro forjado, en la parte superior está un escudo de armas.

Visit lbetting.co.uk how to sing-up at ladbrokes

chocolate la soledad

oro de montealban