LA JOYERÍA OAXAQUEÑA

Graciela Santos Gómez… bordadora de sueños.

LOS TAPETES OAXAQUEÑOS

Saul Aragón Ramírez

Isidoro Cruz Hernández

LUZ ENRIQUEZ

EL ZEMPOALTEPETL corazón espiritual Mixe

SANTA MARÍA TLAHUITOLTEPEC

HIERVE EL AGUA (Water Boils)

San Francisco Cajonos

Vicente Hernández Vásquez y Familia


Escrito por Guillermo el .

ALEBRIJES

San Martín Tilcajete

"Aquí está la casa de todos ustedes para presentarles algo que es mágico que hacen nuestras manos gracias a nuestra imaginación en la elaboración de los alebrijes, aquí en San Martín Tilcajete, que quiere decir "lugar de tinta".

 

"Esto nació de nosotros de creaciones de nuestros antepasados… de ceremonias, de festejos, de tradición lo hacemos acá en la casa, ya va para tres generaciones. Esto no se aprendió, esto es herencia de la familia. Desde niño, desde que tienes el corazón ese te hace seguir."

"El proceso de fabricación de los alebrijes se inicia con la preocupación de tener madera. Por eso tenemos que reforestar. Yo lo hago en el rancho "El Nacimiento" donde planto cada año mil quinientos árboles de Copal. Luego viene el corte de la madera, pues no se hace por cortar, tiene que ser en luna llena para que la madera se caliente y luego brote de nuevo, además si la corto en lunita se pica y le va a entrar la polilla. Todo por insignificante que se vea, tiene su chiste"

"Uno tiene que darle forma a la madera, uno le busca con la imaginación. Ahora si, entre mas partes tenga una pieza, es más alebrije. Necesita uno tener mucha imaginación para ver la madera y pensar en alguna figura que más o menos se adapte a su forma. Entonces ponemos a trabajar al machete, las cuchillas y algunas gubias pequeñas, para darle "la refineza" a algunas piezas. Después se lija la madera y se cura, después se asolea hasta dos meses, para ver donde se parte la madera. Así que de nuevo se resana y lija, a veces en este proceso las figuras sufren cambios. Después se empieza a decorar."

 

 

 

 

"Entonces se comienza a decorar, se empieza a pintar de un solo color y después de diferentes colores. Ya sea matizado, ya sea de colores vivos. Según la pieza la imaginación, el corazón te dice qué colores debe llevar. Dándole "mágica" dándole color. Al hacer esto nos nace una alegría por nosotros mismos, porque no nos vamos a caer, sino que vamos a seguir levantándonos".

"Aquí nos dedicamos al campo. A la agricultura del fríjol, maíz, la calabaza, el garbanzo, la alfalfa para los animales, plátano, naranja, limón. Nosotros somos campesinos y nuestro trabajo se complementa con los alebrijes."

"Este trabajo lo hacemos toda la familia; Marta, Ana, Brisia, Marcelo, mi papá José Hernández y mamá María Vázquez. Mi abuelo que es Carlos Hernández y mi abuelita Osolia Martínez. Yo soy el que hago los diseños con la madera, mis hermanos me ayudan pero nosotros todo lo hacemos en familia. Porque -en una mano de nosotros, debe repartir para todos- no es para uno solo. Y ya lo poquito que queda, lo invertimos en la casa, en el campo, en los arbolitos.

 

 

 

"Lo que más me gusta de mi trabajo con los alebrijes es que ustedes vengan, que les gusten nuestras creaciones que hacemos. Nos da mucha alegría estar con todo la gente que nos visita… dándoles un poquito de tiempo a cada visita. En cada animalito que hacemos ponemos un poquito de nosotros, de modo que necesitamos hacer más, para que toda la gente se lleve un poquito de nosotros."

Vicente Hernández Vázquez.

Avenida Oriente No. 8

San Martin Tilcajete, Ocotlán, Oaxaca.

c.p. 71506

Teléfono (951) 5 24 90 13

 

Visit lbetting.co.uk how to sing-up at ladbrokes

chocolate la soledad

oro de montealban