Valles Centrales Mas Leidos

SAN SEBASTIÁN TLACOLULA

SAN SEBASTIÁN TLACOLULA

Sí, Teotitlán es el corazón espiritual de valle, Tlacolula lo es en el aspecto comercial. En efecto, su mercado los días domingo, es el más importante del valle. Ahí concurren todos los vendedores y compradores, no sólo del Valle de Tlacolula, sino de todos los valles y de los estados vecinos. Es uno de los mercados con mayor fuerza y tradición. Aquí todavía se usa el "feriado" (trueque) entre los vendedores.

 

Leer Más

GRUPO MENA

GRUPO MENA

En los siete mil quinientos años de desarrollo humano en lo que hoy conforma nuestro país, es decir, desde que se inventó la agricultura en el sexto mileno a.C., hasta la llegada de los españoles, la mujer y el hombre siempre han formado una unidad a partir de dos opuestos complementarios.

En efecto, nuestra civilización tiene a la mujer y al hombre en situación de igualdad. La figura religiosa más importante después de la divinidad suprema se llamaba Ometeotl o dualidad divina, de donde se desprendía, Ometecihuatl y Ometecutli, de la dualidad la parte femenina y la parte masculina. Lo mismo era en la organización social. Del Tlatócan o consejo supremo, se desprendían dos autoridades que gobernaban el imperio como un hombre y una mujer gobiernan su hogar. El primero se llamaba Cihuacótal que significa “mujer serpiente” y era el encargado de la administración, y el otro era el Tlatuani, que se dedicaba a organizar.

Leer Más

MERCADO DE ABASTOS

MERCADO DE ABASTOS

Los mexicanos tenemos más de ocho mil años de civilización y el "tianguis" siempre ha sido una institución fundamental en la sociedad. Desde un pequeño pueblo, perdido en las ocho mil comunidades que existen en el estado hasta el Mercado de Abastos de la Ciudad de Oaxaca.

Leer Más

LA GUELAGUETZA 2004

LA GUELAGUETZA 2004

Entre la Pléyade de fiestas que tienen las ocho regiones de Oaxaca, la Guelaguetza ocupa el lugar más importante. Punto de encuentro de las apartadas regiones separadas por inmensas cadenas montañosas, profundas cañadas, selvas vírgenes, bosques cerrados, costas abiertas y también páramos desérticos.

Leer Más

TEMPLO Y EXCONVENTO DE SAN AGUSTÍN

TEMPLO Y EXCONVENTO DE SAN AGUSTÍN

La Ciudad de Oaxaca tiene mucho templos y a pesar de los continuos temblores, ha reconstruido una y otra vez las ruinas que han dejado los movimientos telúricos. Es el caso de este majestuoso templo que se terminó de construir en el año de 1699, pero se sabe que existió en el mismo lugar otro que se construyó en 1586. El templo no cuenta con cúpula y torres, como consecuencia de los cíclicos temblores que afectan la ciudad aproximadamente cada cincuenta años.

Leer Más

Paseos recomendados en los Valles Centrales

Monte Albán


Escrito por Guillermo el .

Los días martes.

No existe mejor hora para subir a Monte Alban que por las mañanas o al ponerse el sol. La zona arqueológica la abren a las 8 de la mañana. Para subir a la “Montaña sagrada” podría hacerlo por el camino que pasa por el Instituto Tecnológico de

Oaxaca, cruza el Río Atoyac y sigue por el camino que dice Atzompa-Monte Alban. Si sube en trasporte público tendrá que dirigirse a la calle de Mina No. 518 en el centro, de donde parten los autobuses turísticos que lo llevarán directamente a Monte Alban y de la misma manera lo bajarán.

Le recomendamos contratar la explicación experta de un guía profesional. Generalmente los encontrará frente a la taquilla y los identificará fácilmente, debido a que todos portan un gafete. El Museo de Sitio es muy recomendable para iniciar el recorrido. Ahí encontrará servicio de baños, librería, joyería y restaurante. Las piezas del museo son todas de Monte Alban y especialmente podrá apreciar las estelas originales y las piedras llamadas los danzantes, que fueron retiradas de la intemperie debido a la “lluvia ácida” que las estaba borrando rápidamente. Antes de salir del museo observe la fotografía tomada antes de la exploración, donde tendrá una idea de cómo Alfonso Caso contempló el lugar en estado virgen.

Le invitamos a que sienta profundamente este maravilloso lugar, y más que entregarse a tentadores y cómodos juicios para “ajustar” esa maravilla a nuestra visión del mundo y de la vida. Lo invitamos a que abra las alas de su percepción espiritual y sienta los tres mensajes fundamentales que nos han dejado los Viejos Abuelos en estas ruinas materiales de su portentoso proyecto espiritual.

El primero es el EQUILIBRIO que se manifiesta en las formas, volúmenes y diseños de los espacios arquitectónicos. Es impresionante el uso de la “materia” y como se mantiene el equilibrio con el entorno. Tanto con el valle y las montañas que le rodean, pareciera que Monte Alban es una maqueta de su entorno. Como el equilibrio que se guarda entre “el cielo y la tierra”.

Esto nos lleva al segundo punto. La exaltación del ESPÍRITU a través de la armonía que se guarda al unirse el “cielo y la tierra”. La arquitectura, las masas, la misma montaña y la altura, obligadamente nos hacen sentir que en ese lugar el cielo y la tierra se tocan. El milagro humano de lo divino y lo profano cobra vida ante el alto cielo azul oaxaqueño.

 

montealban

 

 

Todo esto en consecuencia nos lleva al tercer punto. La expresión más decantada de la espiritualidad humana. Imagine usted a dónde habrán llegado los zapotecos que construyeron Monte Alban, si las ruinas materiales de su proyecto de desarrollo humano hacen temblar nuestro espíritu. Qué pensar de lo que sucedió ahí en el periodo de su esplendor (Mayor información en ZONAS ARQUEOLOGICAS/Monte Alban).

atzompaA media mañana lo invitamos a que pase al mercado de Atzompa, que ese día hace plaza. Llegará a él por el camino de regreso, solo que al cruzar el primer semáforo, doblará a la izquierda con rumbo a Atzompa. Disfrute del Mercado de Artesanías, pues Atzompa tiene la tradición milenaria de hacer comales y recientemente figuras decorativas de alta calidad estética. No deje de pasar a la casa del maestro Avelino Blanco, Libertad No. 408 (calle principal), hermano de la famosa artesana Teodora Blanco ya difunta, que dio fama mundial al arte popular de la cerámica de Atzompa.

pintura iglesia

Este es un buen día para comer en un espléndido restaurante de la ciudad y por la tarde ir a visitar el pueblo de Huayapan que se encuentra en las estribaciones de las montañas de la Sierra de San Felipe. Para llegar a este bellísimo pueblo tendrá que tomar la salida Oriente de la ciudad, como quien va al Tule y a Mitla. Ahí encontrará la desviación a mano izquierda que dice Tuxtepec-Ixtlán-Guelatao. A unos cuatro kilómetros encontrará otra desviación a mano izquierda que lo levará en minutos al pueblo. Pasará “Las Presas” lugar campestre donde las familias oaxaqueñas acostumbran ir a comer y contemplar los dos espejos de agua.

Huayapan tiene fama de que sus mujeres hacen el mejor Tejate, bebida de los Viejos Abuelos para quitar la sed, el hambre y dar energía. Su templo es un dechado de belleza, especialmente su retablo que posee una talla única en Oaxaca. En efecto, sus columnas están realizadas en un fino calado. El templo ha sido restaurado espléndidamente. Hacia la parte alta del pueblo existe una pequeña presa que será un placer contemplarla. Puede usted regresar a la ciudad por “el camino del panteón” y apreciar la fachada de este recinto, que esta rodeado de frondosos árboles.

Visit lbetting.co.uk how to sing-up at ladbrokes

chocolate la soledad

oro de montealban