Valles Centrales Mas Leidos

Macuilxochitl

Macuilxochitl

En la filosofía del México antiguo llamada en lengua náhuatl Toltecáyotl, la palabra “Macuilxochitl” significa literalmente “Cinco Flor”, pero herméticamente significa los cuatro rumbos de la existencia y el centro unificador. Esto es conocido como “La Ley del Centro” o quincunce, como lo llamó la arqueóloga Laurette Séjurné. De esta manera, “Macuilxochitl” es la forma encubierta de hablar de la búsqueda del equilibrio espiritual y material, del equilibrio racional e intuitivo, que debían lograr los Guerreros de la Batalla Florida.  

Leer Más

JORGE MEJÍA TORRES

JORGE MEJÍA TORRES

El Maestro Mejía es de aquellos músicos que están hechos con antigua y “noble madera”. Ha dedicado su vida profesional a formar músicos desde niños y en esa tarea ha construido, “contra cielo y marea, contra sirios y troyanos”, con el apoyo y sin el apoyo de los “burócratas de la cultura oficial en turno”, una importante institución para la música en Oaxaca. La generosidad y la franqueza pueden ser sus cualidades, sin embargo la pasión por la educación musical, ha hecho que Jorge en momentos se olvide de sí mismo. Con gente como él, es que se construyen las instituciones de cultura en nuestro país.  

Leer Más

TEATRO MACEDONIO ALCALÁ

TEATRO MACEDONIO ALCALÁ

El gusto que tiene el pueblo oaxaqueño por el arte es ancestral, pero especialmente por la música y las artes escénicas. Este edificio fue durante el siglo XX el símbolo de las manifestaciones artísticas. Ha tenido una vida muy azarosa, pero a final de cuentas es una de las joyas de la arquitectura del siglo pasado. En él se han presentado los artistas más importantes que han venido a Oaxaca y gracias a su excelente construcción, pues la visibilidad y la acústica están perfectamente equilibrados, pese a que ya perdió sus "cajas de agua" que tendía bajo el foro para aumentar la resonancia.

Leer Más

SANTA MARÍA EL TULE

SANTA MARÍA EL TULE

500

Entre todos los atractivos de Oaxaca, indiscutiblemente que el maravilloso árbol del Tule es uno de los preferidos de propios y extraños. Existe un vínculo no racional, entre este increíble "ser vivo" y aquellas personas que tienen desarrollada su sensibilidad. Admirar a un ser vivo tan longevo, frente a nuestra pequeñez física y nuestra fugaz temporalidad, hace que se estremezca el corazón.

Leer Más

EDGARDO VILLANUEVA

EDGARDO VILLANUEVA

Soy hijo de una familia de artesanos. Mis abuelos y mis padres fueron y son artesanos, además, tengo la suerte de casarme con una mujer que también tiene esta herencia artesanal en su sangre, ella viene de una quinta generación de artistas populares, coincidimos en ese punto e iniciamos un proceso para continuar esta línea artesanal, con nuevos conceptos como variedad en el diseño, mejor calidad, elevar el volumen de producción. En esto coincidimos como familia y como pareja, y estos conceptos se incorporan al proceso artesanal que recibimos como herencia.    

Leer Más

  • Mercado de muertos en Zaachila

    Mercado de muertos en Zaachila

    Leer Más

  • PATRONATO DE LAS UNIDADES DE SERVICIOS CULTURALES Y TURÍSTICOS DEL ESTADO DE OAXACA

    PATRONATO DE LAS UNIDADES DE SERVICIOS CULTURALES Y TURÍSTICOS DEL ESTADO DE OAXACA

    Leer Más

  • Zaachila

    Leer Más

  • Fiesta de Muertos en San Jerónimo Yahuiche

    Leer Más

  • MONTE ALBAN sensaciones y reflexiones 1/2

    MONTE ALBAN sensaciones y reflexiones 1/2

    Leer Más

Personajes

HECTOR CARRANZA PALACIOS


Escrito por Guillermo Marin el .

Pocos arquitectos oaxaqueños han logrado encontrar el equilibrio y la armónica conjunción de la arquitectura tradicional, los materiales de la región y la arquitectura mediterránea, como el caso de Héctor Carranza Palacios, hijo de un ilustre oaxaqueño, quien además de haber sido un reconocido médico a mediados del siglo pasado, fundador de la UABJO, fue una de las columnas de la masonería de aquellos tiempos

“Nací en la Ciudad de Oaxaca en el año de 1945. Mis padres fueron el Dr. Antonio Carranza y la señora Haidé Palacios. Mi infancia transcurrió en una pequeña ciudad colonial de 50 mil habitantes. Realice mis estudios en escuelas públicas. El bachillerato y los estudios superiores los realice en el Tecnológico de Monterrey. Regresé a trabajar a Oaxaca como catedrático y posteriormente realicé la maestría en administración en el Tecnológico de Monterrey. Después recibí una beca del CONACYT para estudiar diseño en el Tecnológico de Illinois, E.U. donde fui ayudante de investigación en diseño en la propia universidad.

Regresé a México a trabajar en la SEP en diseños por computadoras, que fueron los primeros intentos de hacer diseño por computadora en México. Después de 5 años retorné a Oaxaca y desempeñé varios cargos públicos, entre ellos, como director del CONALEP, Subdelegado del ISSSTE, en el CAPCE, participé en la restauración del conjunto de Santo Domingo de Guzmán y ejerciendo al mismo tiempo la profesión.

Desde hace mucho tiempo me dedico exclusivamente al ejercicio de la arquitectura, fundamentalmente en la realización del proyecto y construcción de casas habitación, aunque también he estado trabajando para el INAH en la rehabilitación de templos.

Para mi la arquitectura es la creación de espacios para el ser humano. Es el diseño y construcción de casas que se conviertan en hogares. El arquitecto debe construir una casa, acorde a la forma de interpretar el mudo y la vida, de quienes van a vivir en ese espacio. Para que se de ese cambio mágico que transforma una casa en un hogar.

La función interior de la arquitectura, debe estar íntimamente ligada con el entorno. La verdadera arquitectura contempla la funcionalidad del edificio, su belleza estética, como también debe responder a un entorno en el cual se encuentra. Puede ser una casa en la montaña, que no sólo debe estar acorde con la topografía del terreno, pero también debe estar integrada al paisaje y al ambiente. Debe ser no contaminante, debe integrarse al medio ambiente. Lo mismo sucede con las ciudades como la de Oaxaca, con una antigua historia. Si se hace una casa en el centro de Oaxaca; no la haremos como se hacía hace 300 o 400 años. Debemos hacer una arquitectura que no rompa con la unidad de ese entorno pero que sea confortable. Que respete el entorno y que al mismo tiempo sea de nuestro tiempo.

Es necesario que el arquitecto se compenetre con la persona que va a habitar esa casa y de alguna manera interpretar cómo le gusta a él vivir. Como entiende el mundo y la vida. A lo mejor los espacios interiores deben ser de una escala tal, que esté de acuerdo a la forma en la que interpreta lo que es un hogar.

A mi me gusta lo que es el concepto mediterráneo. La arquitectura Occidental es heredera de este estilo. Desde Le Corbusier, todas las casas y sus iglesias tienen de esa raíz. Nace en el mediterráneo, especialmente en Grecia y se extiende posteriormente en el mundo romano. Mi inspiración viene de la arquitectura rural mediterránea del Siglo XV. Esos son los espacios que estoy manejando, obviamente adaptados a un confort del siglo XXI. A materiales y tecnología de este siglo y especialmente de Oaxaca.

Tengo tres años trabando el proyecto de “El Pasito del Río”. A mi me gusta mucho que en Oaxaca, a unos pocos minutos de la ciudad te encuentras un río todavía no contaminado, te encuentras una profusa vegetación y que te puedas sustraer de lo que es la ciudad. Te sientes en este lugar como si estuvieras en un pueblo, como si estuvieras en el campo, en las montañas.

El proyecto de estas casas es que están al lado de un río en San Felipe del Agua, a las afueras de la Ciudad de Oaxaca, hacia las montañas en la parte Norte. Aquí lo primordial es el paisaje, las montañas, la topografía y el río. Estamos en una pequeña cañada lo que propicia que cada casa tenga varios niveles y los terrenos son completamente diferentes uno de otro. Esto es una franja de terreno que va recorriendo el río. La idea es diseñar las casas integradas al ambiente y que no violentaran la arquitectura tradicional de San Felipe.

El proyecto es de doce casas todas diferentes, cada una con un mínimo de 350 m2 de terreno en dos niveles. Seis ya están construidas, cuatro habitadas y seis por hacer. Todas las casas están hechas con materiales regionales, tabique rojo, loseta tradicional, adobe, madera, tres recámaras, jardín interior, sala y comedor separado, algunas con chimenea, una estancia familiar, techos con vigas de madera y entre viga y viga, se coloca un tabique especial que se hace aquí en Oaxaca, para que las vigas tengan más separación y encima la loza tradicional. Las puertas son de cedro u otro tipo de madera tropical y las ventanas tienen sus marcos de madera, pero la ventana en sí, es de aluminio negro.

En las próximas seis casas, podemos diseñarlas de acuerdo al gusto de quien la habitará, solo que respetando la armonía arquitectónica del conjunto, lo que además garantiza mantener su plusvalía. El estilo seguiría siendo “mediterráneo, rústico, oaxaqueño”. Nuestro proyecto es de respeto al entorno, tratamos de que a la gente le guste el espacio, porque existe mucha arquitectura que uno ve en las revistas y en las fotografías, que son verdaderas obras de arte, pero cuando las habitas cotidianamente resultan frías o infuncionales. Yo busco que las casas tenga el “calor humano” y creo que lo he logrado. Por lo menos eso es lo que me dicen mis clientes. Les gusta vivir aquí, porque todas las casas tienen “algo” que a la gente le gusta vivir en ellas.

Para mí, la calidad de vida estáíntimamente relacionada con la casa en donde vives. La estructura y su funcionalidad, los materiales y el diseño le ayudan mucho a una familia a convertir una casa en un verdadero hogar.”

Arq. Héctor Carranza Palacios.

Celular 044 951 5 19 29 65

Oficina (951) 515176 – 5184757

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Calle de José López Alavés No. 21

Col. Reforma. C.P. 68050

Oaxaca, Oaxaca.

 

Visit lbetting.co.uk how to sing-up at ladbrokes

chocolate la soledad

oro de montealban