Valles Centrales Mas Leidos

TEMPLO DE LA VIRGEN DE LA SOLEDAD Y PLAZA DE LA DANZA

TEMPLO DE LA VIRGEN DE LA SOLEDAD Y PLAZA DE LA DANZA

El corazón espiritual de los oaxaqueños se encuentra condensado en una pequeña imagen de la Virgen de la Soledad y representado en un espléndido templo, expresión decantada del más puro estilo del "Barroco Oaxaqueño". En la ciudad abundan los templos y cada barrio tiene el suyo. Sin embargo, todos los oaxaqueños se hermanan con la Virgen de Juquila y la Virgen de la Soledad.

Leer Más

Presa Matías Romero de Huitzo

Presa Matías Romero de Huitzo

Presa Matías Romero de Huitzo

Los Viejos Abuelos usaron como símbolo de la vida al agua. Es falso que “adoraran al agua” y que tuvieran un “Dios del agua”. Es tanto como si afirmar que los católicos de Oaxaca “adoran” a las palomas, porque en la parte superior de la Catedral se esculpió una paloma. Sabemos que “la paloma es un símbolo” del Espíritu Santo.

Leer Más

El Valle de Ocotlán

El Valle de Ocotlán

Los días viernes.

Este es un paseo para ir a apreciar el mercado de Ocotlán en su día de tianguis y comer en la fonda de Doña Ana María Gómez y su hija, Beatriz Vázquez, quien por cierto tiene un gran parecido con Frida Khalo. A lo largo de este recorrido podrá usted pasar por varias poblaciones de gran interés cultural, así como el templo y ex convento dominico de Santo Domingo, donde actualmente se encuentra un espléndido museo.

Leer Más

TEATRO MACEDONIO ALCALÁ

TEATRO MACEDONIO ALCALÁ

El gusto que tiene el pueblo oaxaqueño por el arte es ancestral, pero especialmente por la música y las artes escénicas. Este edificio fue durante el siglo XX el símbolo de las manifestaciones artísticas. Ha tenido una vida muy azarosa, pero a final de cuentas es una de las joyas de la arquitectura del siglo pasado. En él se han presentado los artistas más importantes que han venido a Oaxaca y gracias a su excelente construcción, pues la visibilidad y la acústica están perfectamente equilibrados, pese a que ya perdió sus "cajas de agua" que tendía bajo el foro para aumentar la resonancia.

Leer Más

MUSEO A BENITO JUÁREZ EN EL PALACIO NACIONAL

MUSEO A BENITO JUÁREZ EN EL PALACIO NACIONAL

MUSEO A BENITO JUÁREZ EN EL PALACIO NACIONAL

El más ilustre de todos los oaxaqueños, héroe de la nación, Benemérito de las Américas y uno de los más grandes estadistas del mundo en el Siglo XIX, indiscutiblemente ha sido Don Benito Juárez García. La nación mexicana le tributa un homenaje al más grande Presidente de nuestra historia y por ello ha dedicado EL RECINTO HOMENAJE A DON BENITO JUÁREZ EN EL PALACIO NACIONAL.

Leer Más

La Noche de Rábanos


Escrito por Guillermo el .

 

Entre el rosario de fiestas y tradiciones con que cuenta la Ciudad de Oaxaca, una de las más características es la famosa Noche de Rábanos, tradición que tiene más de un siglo de estar viva en el corazón de los oaxaqueños y que forma parte de las Fiestas Decembrinas. 

En efecto, el 23 de diciembre de cada año las manos mágicas y los espíritus sensibles de los artistas oaxaqueños, dejan correr su imaginación para transformar a los rábanos en verdaderas obras de arte. Con el tiempo a esta fiesta se ha invitado a la hoja de maíz o “totomoztle” y a las flores secas llamadas “siempre vivas” o Flor Inmortal, con las cuales se han creado dos categorías más, que hacen de la exposición una gala de destreza, creatividad e ingenio.

Los orígenes de esta fiesta se remontan a 1897, cuando en la parte Sur de la ciudad existían muchas huertas. Este lugar se le conocía como “Trinidad de las Huertas” y de ahí se surtía a la ciudad. En aquellos tiempos el Río Atoyac tenía mayor caudal y era una zona muy fértil.

Para incentivar a los horticultores las autoridades municipales iniciaron este concurso en el llamado “Mercado de la Vigilia de la Noche Buena”, el 23 de diciembre. La fiesta rápidamente se integró al calendario oaxaqueño y al pasar de los años se ha vuelto toda una tradición. A más de un siglo, ya no existen los hortelanos, pero la tradición continúa. En la actualidad existe una categoría infantil de modo que se garantiza a futuro mantener la tradición.

La tradición nos señala que a medio día se empiezan a instalar los concursantes alrededor del zócalo de la ciudad. Para tal efecto, ya se han dispuesto con antelación unas mesas corridas para la exposición de las piezas. La exposición se organiza por secciones y categorías para el público, que desde muy temprano empieza a abarrotar el zócalo.

Una rampa bordeará los puestos para que el espectador pueda apreciar mejor las obras maestras y quedan a prudente distancia para no tocarlas. Una barandilla de metal obligará a las personas ha hacer una fila y realizar el recorrido en orden.

A las 17 horas el jurado ya ha deliberado y las autoridades municipales inauguran la exposición. La Noche de Rábanos es una fiesta popular en la que participan desde la gente más humilde hasta los invitados más distinguidos. Es una actividad totalmente popular y una expresión más de la sensibilidad y creatividad de los oaxaqueños.

Los temas son diversos pero todos versan sobre las tradiciones, fiestas, usos y costumbres oaxaqueñas. Esta forma de ser del pueblo oaxaqueño hace que Oaxaca sea la reserva espiritual de México, pues aquí viven todavía las tradiciones y costumbres que a lo largo de los siglos nos han dado “un rostro propio y un corazón verdadero”.

 

Visit lbetting.co.uk how to sing-up at ladbrokes

chocolate la soledad

oro de montealban